DISCURSO DEL SANTO PADRE FRANCISCO “CATEQUESIS Y CATEQUISTAS PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN”

DISCURSO DEL SANTO PADRE FRANCISCO A LOS PARTICIPANTES EN UN ENCUENTRO ORGANIZADO POR EL
CONSEJO PONTIFICIO PARA LA PROMOCIÓN DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN SOBRE “CATEQUESIS Y CATEQUISTAS PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN”

Sala Clementina
Viernes, 17 de septiembre de 2021

Amplía la noticia aquí

 

Descarga documento haciendo clic en la siguiente imagen

Institución del Ministerio de Catequista

Buena noticia que ratifica el papel trascendental del laico en la iglesia y favorece la evangelización en perspectiva de sinodalidad.

Juliana Alejandra Triana Palomino
Biblista Investigadora Centro Fuego Nuevo
Juliana.triana.p@uniminuto.edu

 

El Papa Francisco estableció el 10 de mayo, mediante carta apostólica en forma de “Motu Proprio”, el ministerio laical de Catequista, noticia que llena de regocijo inmenso a la Iglesia pues constituye una manera de oficializar litúrgica y normativamente, un servicio que a lo largo de la historia ha sido prestado por un sinnúmero de  mujeres y hombres laicos en las parroquias, sectores rurales y zonas de conflicto.

  En el Motu Proprio, el Papa Francisco realiza un recorrido histórico muy interesante desde los inicios del cristianismo, resaltando cómo parejas de esposos, y mujeres y hombres solteros, protagonizaron con Pablo y los demás apóstoles el proceso de enseñanza de la fe para consolidar en la madurez cristiana a las comunidades que se fundaban conforme el Evangelio de Jesucristo era anunciado en distintos lugares. Con el pasar del tiempo, la labor de la catequesis quedó delegada a los obispos, presbíteros y diáconos, y por delegación de estos, algunos laicos podían participar de este servicio de instrucción a los demás miembros de la Iglesia.

Dado que nos encontramos en un movimiento de Iglesia en salida, el Papa Francisco afirma que “es necesario reconocer la presencia de laicos y laicas que, en virtud del propio bautismo, se sienten llamados a colaborar en el servicio de la catequesis (cf. CIC c. 225; CCEO cc. 401. 406). En nuestros días, esta presencia es aún más urgente debido a la renovada conciencia de la evangelización en el mundo contemporáneo (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 163-168), y a la imposición de una cultura globalizada (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 100. 138), que reclama un auténtico encuentro con las jóvenes generaciones, sin olvidar la exigencia de metodologías e instrumentos creativos que hagan coherente el anuncio del Evangelio con la transformación misionera que la Iglesia ha emprendido. Fidelidad al pasado y responsabilidad por el presente son las condiciones indispensables para que la Iglesia pueda llevar a cabo su misión en el mundo. […] De ello se deduce que recibir un ministerio laical como el de Catequista da mayor énfasis al compromiso misionero propio de cada bautizado, que en todo caso debe llevarse a cabo de forma plenamente secular sin caer en ninguna expresión de clericalización.”

Ser catequista es una vocación que todo bautizado puede recibir y con el anuncio que acaba de hacer el Papa Francisco, se otorga una dimensión pública a este bello llamado de hacerse maestro de los hermanos para seguir conociendo juntos a Jesucristo. ¿Quiénes pueden optar por este ministerio? Hombres y mujeres, padres de familia, mujeres cabeza de hogar, jóvenes universitarios, adultos profesionales, líderes de las comunidades parroquiales rurales, en fin, todo bautizado con una fuerte adhesión a Jesucristo y que sienta en su corazón el deseo de servir a la Iglesia desde esta perspectiva. Adicionalmente dice el Papa en el texto de promulgación de este Ministerio: “Es conveniente que al ministerio instituido de Catequista sean llamados hombres y mujeres de profunda fe y madurez humana, que participen activamente en la vida de la comunidad cristiana, que puedan ser acogedores, generosos y vivan en comunión fraterna, que reciban la debida formación bíblica, teológica, pastoral y pedagógica para ser comunicadores atentos de la verdad de la fe, y que hayan adquirido ya una experiencia previa de catequesis”.

En pocos días saldrá publicado el Rito de Institución del ministerio laical de Catequista, el cual estará a cargo de La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. ¿Qué hacer ahora? En nuestras diócesis y parroquias comenzará a desarrollarse un bello trabajo de formación y discernimiento conjunto para continuar y mejorar el trabajo que se viene haciendo en la catequesis, de modo que los laicos que ya hacen parte del equipo pastoral que apoya a la parroquia en ello puedan reconocer el ministerio al cual han sido llamados, y se hagan pregoneros para convocar a otros que sientan el llamado a enseñar y transmitir la fe para formar nuevas generaciones de cristianos comprometidos con el hoy de la historia, capaces de aportar en la transformación de la sociedad desde la fuerza del  Evangelio.

Conferencia Inaugural – Diplomado Fundamentos Bíblicos – P. José Mario Bacci, CJM

Diplomado en Fundamentos Bíblicos – Teológicos y Pastorales del Kerigma

Haz clic en la imagen para acceder al Facebook de la Facultad

VIVIR LA VULNERABILIDAD Y LA ESPERANZA

La irrupción de la Pandemia del Covid-19 en la historia de la humanidad, sin duda alguna, llevó al ser humano a experimentar su propia vulnerabilidad, lo expuso al sufrimiento, al dolor; hizo brotar de cada uno sus mayores virtudes, pero también sus más profundas ambiciones, su individualismo, inconsciencia e incluso insensibilidad.

Ante esta realidad, no ajenas a las situaciones antes mencionadas, hicimos una opción por Jesús, por ese Jesús presente en el pobre, en el enfermo, en el excluido; por aquel que es visto con ojos de miedo y de desconfianza. Era imposible no intentar aliviar el dolor, ya fuera por la enfermedad, por el virus o por la pérdida de un ser querido a consecuencia de este. Como mujeres consagradas al servicio de Dios y el prójimo, no podíamos estar encerradas cuando sabíamos que hermanos nuestros sufrían depresión a causa del confinamiento y nuestros enfermos nos necesitaban.

Por eso emprendimos el camino, muchas veces con miedo, con cansancio, con prevenciones, pero decididas a ser como Jesús, del cual dice la Palabra “Pasó haciendo el bien”. Acompañamos a los enfermos y sus familias en sus quebrantos de salud física y emocional. De igual modo, logramos ayudar en algunas de sus dificultades económicas apoyadas en la solidaridad de otros hermanos que compartieron aquello que tenían. La Clínica del Rosario siempre ha sido un lugar donde, como nos lo recomienda nuestra madre fundadora, Marie Poussepin, ofrecemos cuidado y atención al cuerpo y al alma, pues acogemos con caridad y misericordia la totalidad de la persona. Por ello, en medio de esta coyuntura redoblamos esfuerzos para seguir brindando acompañamiento espiritual, ofreciendo escucha, y viviendo con nuestros hermanos sus procesos de duelo. Como Hermanas Dominicas de La Presentación, procuramos en todo hacer resurgir la luz de la esperanza, porque, a pesar de todo, vale la pena vivir con coraje, con alegría, encontrándole sentido a la existencia aun cuando alrededor solo se hable de muerte. ¿Cuál es la razón para tener esperanza? Que Cristo está vivo y lucha ahora y siempre junto a todos nosotros para restaurar la humanidad.

H.Marisol Flórez Cuevas OP

Hermanas de la Caridad Dominicas de La Presentación

Clínica El Rosario-Medellín

ACOMPAÑAR LOS PROCESOS DE SUFRIMIENTO Y DUELO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

La pandemia provocada por el covid 19 ha generado muchos conflictos en la sociedad, desencadenando el florecimiento de situaciones irregulares y generando nuevos problemas. Uno de ellos está en el sufrimiento dolor causado por una gran cantidad de pérdidas que generan grandes conflictos emocionales y duelos.

El duelo es un conjunto de respuestas ante la pérdida de algo o de alguien, que se manifiesta en etapas y fases, donde es necesario hacerse consciente del propio proceso para realizar tareas que conduzcan a la aceptación.

Durante un año el Apostolado Proyección Dynamis ha realizado siete retiros masivos, a través de la plataforma Youtube, y ha desarrollado diferentes espacios virtuales y presenciales para ofrecer acompañamiento a personas y familias que han sufrido el desprendimiento de seres queridos que hacen su pascua hacia la casa del Padre. Este acompañamiento se realiza a través de conversaciones guiadas y talleres como: Sentidos del sufrimiento, etapas del duelo y hacia una vida nueva; estas temáticas se ofrecen a partir de una relectura de textos bíblicos, especialmente del Nuevo Testamento, en dialogo con las perspectivas psicológicas de acompañamiento en los procesos de duelo. Ya se publicó el primer tema con el nombre de: “Acompañamiento a enfermos de difícil cura a partir de Lc 23,39-43”, en la revista Theologica Xaveriana (DOI: https://doi.org/10.11144/javeriana.tx68-186.aedc). Además, se contempla la publicación de los demás temas que se desarrollan en los retiros y en los acompañamientos.

La experiencia de los retiros del duelo de manera virtual es una propuesta desde la Nueva Evangelización donde se enfrentan dificultades como el consuelo a través de la plataforma, los momentos de oración y música, y la recepción de los testimonios como recurso de acompañamiento. El esfuerzo más grande consiste en mostrar el rostro misericordioso del Padre que acompaña a los dolientes, fortalece “la esperanza viva” (1 Ped 1,3) y genera nuevos dinamismos de vida en la construcción de un nuevo proyecto de vida en medio de las pascuas que se experimentan. Son muchas las personas que agradecen este acompañamiento para ayudar a elaborar los duelos en tiempos de pandemia por el covid 19.

El aporte innovador consiste en contribuir a salir mejor y fortalecido de las pérdidas, las crisis y las dificultades surgidas en tiempos de pandemia por el covid 19, con la sanación interior necesaria empezar nuevos procesos de vida. Son elementos personales y familiares que aportar a sanar al mundo y favorecer a que los participantes se encuentren con Jesucristo resucitado y se vuelvan sus testigos en los contextos donde conviven.

Manuel Tenjo Cogollo

Centro Fuego Nuevo

 

Papa Francisco. Por las mujeres que son víctimas de la violencia.

Hoy, sigue habiendo mujeres que sufren violencia. Violencia psicológica, violencia verbal, violencia física, violencia sexual.
Es impresionante el número de mujeres golpeadas, ofendidas, violadas.
Las distintas formas de malos tratos que sufren muchas mujeres son una cobardía y una degradación para toda la humanidad. Para los hombres y para toda la humanidad.
Los testimonios de las víctimas que se atreven a romper su silencio son un grito de socorro que no podemos ignorar.
No podemos mirar para otro lado.
Recemos por las mujeres que son víctimas de la violencia, para que sean protegidas por la sociedad y para que su sufrimiento sea considerado y sea escuchado por todos.

VER MAS AQUI

PAPA FRANCESCO. LA MIA IDEA DI ARTE

El arte según Francisco es esperanza y consuelo. Es también encuentro, dig- nidad y prueba de la grandeza de Dios. “El artista es el testigo de lo invisible, y la obra de arte es la prueba más fuerte de que la encarnación es posible”. “El papel del poeta, del artista, es contras- tar la cultura del descarte y evangelizar”. Esas dos ideas centrales van a ir desa- rrollándose en una reflexión a partir de la cual surgen múltiples nuevas vías de exploración del arte según Francisco: “Los Museos Vaticanos deben ser cada vez más el lugar de lo bello y de la aco- gida. Deben acoger las nuevas formas de arte. Deben abrir las puertas a las personas de todo el mundo. Ser un ins- trumento de diálogo entre las culturas y las religiones, un instrumento de paz. ¡Estar vivos!”.

Ver más AQUÍ

Tiempos de Esperanza, tiempos de Nueva Evangelización

 

Miguel Ángel Jiménez – Muiscoterapéuta de la Universidad Nacional / Bogotá-Colombia

 

Rafael Hernández / Comunicador Social y Periodista – Músico / Bogotá – Colombia

 

Benjamín Paba Alfaro – Psicólogo y Director de la Fundación de Enséñame a Pescar / Bogotá-Colombia

 

Enrique Mejía Umaña – Actor / Bogotá-Colombia