JORNADA BÍBLICA PARROQUIAL

PARROQUIA Y NUEVA EVANGELIZACIÓN

El Centro de Nueva Evangelización (CEFNEC) de UNIMINUTO, Sede Principal, participó en la organización y desarrollo de la “Jornada Bíblica Parroquial” que se realizó bajo el lema “Leyendo la Biblia en la Ciudad de la Misericordia”, el sábado 15 de septiembre de 2018, en la Parroquia Santa Ángela de Mérici de la Diócesis de Engativá, desde las 2:00 p.m. hasta las 5:30 p.m.

En consenso con el Párroco, Ricardo Ruíz López, Pbro,  se planeó un encuentro con las características de la Nueva Evangelización y con la posibilidad de que todos los participantes tuvieran la experiencia de un nuevo ardor en su fe y en su encuentro personal con Jesús, por medio del conocimiento y la formación en la Palabra de Dios; la implementación de nuevos métodos de formación y evangelización para realizar la tarea evangelizadora de la Iglesia y, la utilización de nuevas expresiones, simbologías y lenguajes como la música, la danza, el teatro que sensibilizaran a los participantes en su pertenencia a la construcción de una  comunidad con expresiones de misericordia.

 

Se contó con el ministerio de música y danza de la comunidad “Sembradores de la Palabra” del movimiento carismático perteneciente a la RCC de la Diócesis de Engativá y el grupo de teatro evangelizador “Tabor” que representó una adaptación de la obra “Vasija de Misericordia” de Serafín Contreras.

En la predicación se contó con la participación de Martha Galindo, Biblista del IBPL, quien representó al Centro de Nueva Evangelización y abordó el tema sobre “De la ciudad querida de Caín a la ciudad de la Misericordia de Jesús” y, el Sacerdote Eudista, Hermes Flórez Pérez, con el tema sobre “Los componentes de la comunidad en la ciudad” (Hechos 2,42). Se concluyó con una Lectio Divina, en oración y alabanza.

La Jornada de formación Bíblica finalizó invitando a todos los asistentes para que tradujeran, en acciones de compromiso cristiano, el fruto de las enseñanzas y se sintieran enviados a aplicar, con acciones de transformación, la construcción de una “Ciudad de la Misericordia”.

Juan Bedoya – Centro de Nueva Evangelización

BIBLIA Y PRAXEOLOGÍA – EL CEFNEC EN BUCARAMANGA

Con el tema “La Biblia tan fascinante como la vida misma”. Biblia y praxeología. El Centro de Formación para la Nueva Evangelización y Catequesis, CEFNEC, fue invitado el pasado 10 de septiembre del año en curso por UNIMINUTO, Sede de Bucaramanga, para desarrollar un plan de formación para sus directivos, funcionarios y docentes.

Desde la metodología andragógica que evita el centralismo y la jerarquía del saber, se suscitó la participación y reflexión de los asistentes en los diferentes ejercicios planteados, para conocer las posibles maneras de abordar el texto bíblico desde el desarrollo científico, los retos y desafíos de la sociedad en la actualidad y así poder favorecer el diálogo alrededor del impacto que la Misión Institucional suscita en el proyecto de vida de los integrantes de la comunidad académica de UNIMINUTO.

El encuentro se caracterizó por la fraternidad de los participantes, la profundidad de sus aportes y conocimientos, el liderazgo del equipo organizador, la asistencia y apertura de sus directivos e igualmente por la alegría, colaboración y empeño de todos los asistentes que estuvieron presentes en la jornada que se inició a las 8:00 am. y se concluyó a las 4:30 pm.

Al atardecer, desde las 6:30 hasta las 9:00 pm, la reflexión tuvo como interlocutores a los agentes de pastoral, docentes y estudiantes, para encontrar, a la luz de la Palabra de Dios, caminos de Nueva Evangelización y transformación social desde el enfoque praxeológico y los lineamientos de UNIMINUTO.

Boletín No. 39 “Realidades Juveniles”

Te invitamos a ver nuestro Boletín No. 39 “Realidades Juveniles“. Clic en la imagen para ver boletín.

MOVIMIENTO NOMADELFIA Y SUS ACCIONES PASTORALES

El Movimiento “Nomadelfia” fue fundado por el sacerdote Zeno Saltini en un pueblo muy especial que vivía como en las primeras comunidades cristianas donde los bienes son en común, no existe la propiedad privada ni circula el dinero. Se trabaja sólo en su interior y no se recibe paga alguna. Las escuelas son internas y la obligación de acudir a ellas para sus hijos se ha establecido hasta los 18 años de edad. Es un intento de hacer “una civilización nueva fundada en el Evangelio”. Este proyecto utópico ha vivido desde los años 30 diversas etapas. Hoy Nomadelfia cuenta con unas 340 personas (50 familias) que ocupan 4 km2 cerca de Grosseto (Italia). Los nomadelfios han acogido con el paso de los años cerca de 5.000 hijos adoptivos, huérfanos o niños y pobres muy necesitados.

 

Autor: Redactores de Nomadelfia Musical    

Fecha: 4 de abril de 2013

En: Página Web de Nomadelfia

 

La Nueva Evangelización y las Víctimas de la Violencia

   

UNIMINUTO, es actor de fundamental de las grandes transformaciones del país. En esta ocasión, en Yacopí, Cundinamarca, dónde alrededor de 35 personas, habitantes de uno de los municipios en el que todavía se perciben las huellas de la violencia, pero que tienen como anhelo la construcción del tejido social que resignifique la historia de cada integrante de la comunidad, se llevó a cabo la investigación “Sujetos de reparación colectiva y construcción de territorios de paz”.

En esta ocasión el Centro de Formación para la Nueva Evangelización y Catequesis (CEFNEC), del 23 a 25 de julio 2018, fue invitado por el Programa de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales – FCHS, líder de dicha investigación, a participar con sus metodologías innovadoras de reconciliación, en el cierre este gran logro investigativo de la institución.

El objetivo del proyecto de investigación se centró en recuperar los recursos de afrontamiento y resistencia que han permitido reconfigurar el tejido social en el sujeto de reparación de Yacopí, a partir de las prácticas sociales que han desarrollado sus habitantes, posterior a los hechos de violencia producidos por el conflicto armado en la región y que han permitido construir comunidades de paz.

Es así como el CEFNEC sigue innovando en sus procesos de investigación, apoyado por sus aliados estratégicos, en este caso el programa de Trabajo Social de UNIMINUTO Sede Calle 80 y su equipo de profesores.

El CEFNEC avanza en la proyección de su nueva imagen

Durante el mes de julio, el Centro de Formación para la Nueva Evangelización y Catequesis (CEFNEC), la Dirección de Mercadeo y la Dirección de Comunicaciones de UNIMINUTO Bogotá Calle 80, adelantaron tres sesiones de análisis, creación y desarrollo, en una de las instalaciones más modernas con las que cuenta la institución educativa, como lo es la Cámara Gesell.

Para cumplir el objetivo del CEFNEC, el cual es establecer una imagen innovadora y un nombre adecuado que represente la actividad evangelizadora que se realiza día a día con los diferentes públicos de interés, ell Centro buscó apoyo en el óptimo desarrollo de la Cámara de Gesell que tiene UNIMINUTO.

En esta actividad se tomaron las percepciones y opiniones de sacerdotes, religiosas, estudiantes de pregrado, comunidad académica, laicos y personas cercanas a la misión del centro de formación, que son de gran apoyo para el óptimo cierre de esta creación, con el fin de establecer cuál es la imagen ideal, el nombre más apropiado y de recordación, y las características que más se resaltan de la labor evangelizadora en América.

¿Cuáles son las características de la cámara Gesell?

La cámara Gesell es una sala de experimentación que hace parte de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales para apoyo de los estudiantes del programa de Psicología, la cual está abierta a ofrecer sus servicios a diferentes entidades educativas y empresariales.

Está cámara consiste en dos ambientes separados, con una pared divisoria en la que hay un vidrio de gran tamaño, que permite ver desde una de las habitaciones lo que ocurre en la otra, pero no al revés. Cuenta con equipo de audio y video. Aquí es posible replicar ciertos fenómenos de la realidad, pero de forma controlada, para realizar experimentos que permitan comprender mejor el comportamiento humano.

Es utilizada para llevar a cabo ejercicios de entrevista e intervenciones estructuradas bajo la supervisión de un profesional especialista en el área de estudio.

Para la universidad es un gran aporte, pues puede ser utilizada por diferentes áreas, unidades y programas académicos como Trabajo Social, Psicología, Mercadeo, entre otros, que lleven a cabo simulación de casos, procesos de entrevista e investigación.

Es por esto que el CEFNEC se unió a las ventajas que ofrece la cámara Gesell y sigue innovando en procesos de investigación, apoyado por sus aliados estratégicos, la tecnología y avances de UNIMINUTO para crear nuevos proyectos y dar respuesta a las nuevas tendencias y Lenguajes del mundo.

Un paso adelante en la construcción de nuevos lenguajes de evangelización

Mientras los corazones palpitaban por la selección Colombia y su paso a octavos, después de eliminar en vibrante partido a Senegal, el pasado 28 de Junio el Padre Jean Michel Amouriaux, Superior General de la Congregación de Jesús y María –Padres Eudistas- visitaba el Centro de Formación para la Nueva Evangelización y Catequesis – CEFNEC, para compartir con los integrantes del centro experiencias tan emocionantes y vivificantes como es anunciar el Evangelio desde las realidades culturales de los agentes de evangelización.

La presencia del Padre Jean Michel en el CEFNEC fue de gran importancia, porque es uno de los cuatro socios junto al Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, la Organización Minuto de Dios y UNIMINUTO, quien pudo conocer de primera mano, los proyectos que se vienen adelantando con varias Iglesias Particulares del Continente, además de las acciones conjuntas que se realizan con las distintas instancias de UNIMINUTO, y las perspectivas que se abren con las parroquias de la Provincia Eudista del Minuto de Dios.

Al igual que el jugador que se eleva más alto que los demás para marcar el gol, el CEFNEC, quiere desde sus propuestas académicas y su observatorio, tener una mirada más amplia y mayor, con el respaldo del Padre Jean Michel, para que juntos puedan construir nuevos lenguajes y métodos al servicio de la Iglesia y los Padres Eudistas con entusiasmo e intrepidez.

TRIDUO “CAMINO DE PENTECOSTÉS”

El Triduo “Camino de Pentecostés”, es una actividad de preparación a la fiesta del Espíritu Santo desde el sentido de la Nueva Evangelización que produce y realiza el Centro de Formación para la Nueva Evangelización y Catequesis, CEFNEC, en colaboración con la Vicerrectoría General de Pastoral de UNIMINUTO en este 2018. En este primer día, el Padre Diego Jaramillo Cuartas, Presidente de la Organización Minuto de Dios (OMD), nos habla sobre las cuatro características de “Pentecostés” desde la Nueva Evangelización: cultura, espiritualidad, clima e idioma en relación al pensamiento del Papa Juan Pablo II. Igualmente, se invita a interiorizar esta preparación con una oración y con unas preguntas que hacen efectiva la realización de este camino. Los invitamos a que, siendo dóciles a la fuerza del Espíritu Santo, recibamos la gracia y la fuerza para responder a los retos evangelizadores que experimenta la Iglesia en los tiempos contemporáneos.

A continuación encontrará unas imágenes, las cuales al hacer click en cada una, llevan al video correspondiente del día de Pentecostés de este Triduo.

Haga clic en la imagen para acceder al video  Haga clic en la imagen para acceder al videoHaga clic en la imagen para acceder al video

 

El Papa publica «Veritatis Gaudium»

 

El Papa publica «Veritatis Gaudium» para la reforma de universidades y facultades eclesiásticas

 Imagen Papa

El Papa Francisco busca la reforma de las universidades y facultades eclesiásticas mediante una nueva Constitución Apostólica, titulada «Veritatis Gaudium», que se presentó este lunes 29 de enero en el Vaticano.

La Constitución se divide en dos partes: una primera que recoge normas comunes, y una segunda en la que se establecen normas aplicativas para la correcta ejecución de lo establecido en este nuevo documento.
Firmado el 8 de diciembre de 2017 y publicada hoy, el documento cuyo nombre en latín significa «La alegría de la verdad», está orientado para el servicio de las universidades y facultades eclesiásticas que, a diferencia de las universidades católicas regulares, ofrecen grados aprobados por el Vaticano para enseñar en seminarios o en universidades pontificias.
El documento abroga cualquier norma contraria establecida por San Juan Pablo II en la Constitución Apostólica «Sapientia Christiana» de 1979, emitida después de un atento estudio del decreto del Concilio Vaticano II «Optatam Totius» sobre los estudios eclesiásticos.
Es necesario precisar que la nueva Constitución «Veritatis Gaudium» no afecta la Constitución Apostólica «Ex corde Ecclesiae» de 1990, también de San Juan Pablo II, que rige a las universidades católicas en todo el mundo y no a los centros eclesiásticos.

El Papa Francisco explica que «hoy es urgente y necesaria una oportuna revisión y actualización de dicha Constitución Apostólica (Sapientia Christiana) en fidelidad al espíritu y a las directrices del Vaticano II».

«Aunque sigue siendo plenamente válida en su visión profética y en sus lúcidas indicaciones, se ha visto necesario incorporar en ella las disposiciones normativas emanadas posteriormente, teniendo en cuenta, al mismo tiempo, el desarrollo de los estudios académicos de estos últimos decenios, y también el nuevo contexto socio-cultural a escala global, así como todo lo recomendado a nivel internacional en cuanto a la aplicación de las distintas iniciativas a las que la Santa Sede se ha adherido».
Con esta Constitución se pretende poner a las Universidades y Facultades de estudios eclesiásticos al servicio de una Iglesia misionera en salida.

Principales novedades
De esta manera, el Papa Francisco renueva el compromiso de la Iglesia con los estudios eclesiásticos mediante esta Constitución en la que, como señaló Mons. Angelo Vincenzo Zani, Secretario de la Congregación para la Educación Católica, «además de confirmar las disposiciones normativas precedentes, establece varias novedades de diferente naturaleza. Algunas afectan a los cursos de estudio y a los títulos, otros a las figuras de los docentes y de quienes desempeñan cargos de responsabilidad, y otros a aspectos institucionales».
La principal novedad del documento afecta a las características y objetivos del AVEPRO, la Agencia para la Evaluación y la Promoción de la Calidad, creada en septiembre de 2007 por el Papa Benedicto XVI y que ahora figura insertada en las nuevas normas.
Al respecto, en el Artículo 1 de las Normas Aplicativas para la Ejecución de la Constitución dice: «Las Universidades y Facultades eclesiásticas, además de las otras instituciones de educación superior, están por norma sujetas a la evaluación de la Agencia de la Santa Sede para la Evaluación y la Promoción de la Calidad de las Universidades y Facultades eclesiásticas (AVEPRO)».
Según indicó Mons. Zani, «esta novedad se debe al hecho de que la Santa Sede se haya adherido a las convenciones y acuerdos internacionales en virtud de los cuales el sistema de los estudios eclesiásticos puede entrar en diálogo con la cultura académica en general. Así, puede garantizar, tanto al interior como, principalmente, al exterior del propio sistema de estudios, la calidad de la oferta formativa, como se está haciendo hoy en todos los países del mundo».
Esta Agencia «debe ser siempre una entidad autónoma con respecto al Ministerio, en el caso de la Santa Sede, la Congregación para la Educación Católica».
En el Artículo 8 de las Normas Comunes establecidas en el documento se señala que las universidades no eclesiásticas aprobadas por la Santa Sede deberán regirse en función por lo dictado en el presente texto jurídico.
Se especifica que «las Facultades eclesiásticas erigidas o aprobadas por la Santa Sede dentro de Universidades no eclesiásticas, que confieren grados académicos tanto canónicos como civiles, deben observar las prescripciones de esta Constitución, respetando los acuerdos bilaterales y multilaterales que hayan sido estipulados por la Santa Sede con las distintas Naciones o con las mismas Universidades.».
Otro de los puntos novedosos de esta nueva Constitución afecta a la educación a distancia, un servicio «cada vez más demandado». «La revolución informática y telemática se ha introducido ampliamente en los sistemas de estudios académicos, abriendo escenarios hasta hace poco impensables», explicó Mons. Zani.
En el Artículo 33 de las Normas Aplicativas de la Constitución se puede leer: «Una parte de los cursos pueden impartirse en la modalidad de educación a distancia si el ordenamiento de los estudios, aprobado por la Congregación para la Educación Católica, lo establece y determina las condiciones».
Mons. Zani indicó que «el Dicasterio, a partir de este artículo, iniciará de forma inmediata la preparación de una instrucción que contenga los criterios aplicables para la enseñanza a distancia, para que se sustente en un espíritu de colaboración entre instituciones y no de competencia».
Por otro lado, se ha introducido otro artículo, el 32 de las Normas Comunes establecidas en el documento, «que afecta a la misión de los Institutos de estudios superiores a la hora de afrontar el creciente fenómeno de los refugiados y solicitantes de asilo».
Según este artículo, la Facultad debe determinar «en sus estatutos los procedimientos para evaluar las modalidades de tratamiento en el caso de refugiados, prófugos o personas en situaciones análogas desprovistos de la regular documentación exigida».

Criterios fundamentales
Según aclara el Papa Francisco en el Proemio de la Constitución, se proponen cuatro criterios fundamentales en los que se deben sustentar la renovación y el relanzamiento de los estudios eclesiásticos a partir de las enseñanzas del Concilio Vaticano II.
El primero de estos criterios es «la contemplación y la introducción espiritual, intelectual y existencial en el corazón del kerygma, es decir, la siempre nueva y fascinante buena noticia del Evangelio de Jesús (…) en la vida de la Iglesia y de la humanidad».
Un segundo criterio sería «el diálogo a todos los niveles, no como una mera actitud táctica, sino como una exigencia intrínseca para experimentar comunitariamente la alegría de la Verdad y para profundizar su significado y sus implicaciones prácticas».
El tercer criterio apuntado por el Santo Padre es «la inter y la transdisciplinariedad ejercidas con sabiduría y creatividad a la luz de la Revelación».
Finalmente, el cuarto criterio «se refiere a la necesidad urgente de «crear redes» entre las distintas instituciones que, en cualquier parte del mundo, cultiven y promuevan los estudios eclesiásticos, y activar con decisión las oportunas sinergias también con las instituciones académicas de los distintos países y con las que se inspiran en las diferentes tradiciones culturales y religiosas».

Autor: Redacción InfoCatólica / ACI Prensa
Fecha: 29 de enero de 2018
En: InfoCatólica / ACI Prensa

Audiencia a los participantes en la Plenaria del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización

En la Sala Bologna del Palacio Apostólico, tuvo lugar del 27 al 29 de septiembre de 2017 la IV Asamblea Plenaria de los Miembros del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Luego de la oración y del saludo inicial, S.E. Mons. Rino Fisichella, Presidente del Dicasterio, informó sobre las actividades adelantadas en los últimos dos años y sobre las nuevas competencias que el Santo Padre ha asignado al Consejo Pontificio.

En particular, el Presidente se ha detenido en el evento de gracia que ha significado para toda la Iglesia en el mundo el Jubileo Extraordinario de la Misericordia (8 de diciembre de 2015 – 20 de noviembre 2016). La labor del Dicasterio ha estado enfocada principalmente a la organización y promoción del Año Santo; paralelamente se ha continuado con la atención a las diversas iniciativas que hacen parte de dos ámbitos específicos que son competencia del Dicasterio: la promoción de la Nueva Evangelización y la Catequesis.

Además de la determinación de formas más concretas para la promoción del Catecismo de la Iglesia Católica, del cual se celebrará el  XXV aniversario, el Consejo Pontificio está empeñado en el cuidado de la formación religiosa de los fieles y en la asistencia a los Departamentos o Secretariados de catequesis de las Conferencias Episcopales.

Del mismo modo, se recordó que al término del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, el Santo Padre confió al Dicasterio la responsabilidad de todo lo concerniente a la iniciativa de los Congresos mundiales de la misericordia (World Apostolic Congress on Mercy – WACOM), también en sus vertientes continentales y regionales.

Con il Motu Proprio Sanctuarium in Ecclesia, el papa Francisco, reconociendo la insustituible peculiaridad que ofrecen los santuarios para la evangelización de nuestro tiempo, transfirió las competencias referidas al desarrollo, valorización y tutela de la pastoral de los santuarios de la Congregación para el Clero al Consejo Pontificio.

El Dicasterio continua comprometido en diversos frentes para sostener la labor pastoral de las iglesias locales, a fin de que la evangelización sea eficaz e impulse las comunidades cristianas a una pastoral clarividente, capaz de conjugar compromiso constante y visión de futuro.

En la Audiencia concedida por el Santo Padre a los Superiores, Miembros, Consultores y Oficiales del Dicasterio, llevada a cabo en la Sala Clementina, el Papa subrayó que el entusiasmo suscitado por el Jubileo de la Misericordia no puede diluirse ni olvidarse. Al contrario, la Iglesia tiene la gran responsabilidad de continuar siendo, sin descanso, instrumento de misericordia; compromiso que se hace concreto y visible en el estilo de vida de los creyentes, vivido a la luz de las distintas obras de misericordia, y que es el propio de todo evangelizador.

 

Esta mañana, a las  11.45, en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia a los participantes en la Plenaria del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización con motivo del cierre de sus trabajos, que han tenido lugar en el Vaticano del 27 al 29 de septiembre.

Sigue el discurso que el Papa ha dirigido a los presentes:

Discurso del Santo Padre

Queridos hermanos y hermanas,

Me alegra,  al término de la sesión plenaria del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización,  reflexionar con vosotros sobre la urgencia  que siente la Iglesia, en este momento histórico particular, de  renovar los esfuerzos y el entusiasmo en su misión perenne de evangelización. Os saludo a todos y doy las gracias a Mons. Fisichella por sus palabras de saludo y por el esfuerzo de su dicasterio  para seguir aportando a la vida de la comunidad eclesial los frutos del Jubileo de la Misericordia.

Este Año Santo ha sido un tiempo de gracia que toda la Iglesia ha vivido con gran fe e intensa espiritualidad. Por lo tanto, no podemos permitir que tanto entusiasmo se diluya u olvide. El pueblo de Dios ha sentido con fuerza el don de la misericordia y ha vivido el Jubileo redescubriendo especialmente el Sacramento de la Reconciliación, como un lugar privilegiado para experimentar la bondad,  la ternura y el perdón de Dios que no conoce límites. La Iglesia, por lo tanto, tiene la gran responsabilidad de continuar sin descanso a ser un instrumento de misericordia. De esta manera se puede permitir más fácilmente que la acogida  del Evangelio se perciba y se viva como un acontecimiento de salvación y que dé un sentido completo y definitivo a la vida personal y social.

El anuncio de la misericordia, que se vuelve concreto y visible en el  estilo de vida de los  creyentes, vivido a la luz de las muchas obras de misericordia,  es parte intrínseca  del compromiso de cada evangelizador  que haya descubierto de primera mano la llamada al apostolado precisamente gracias a

la fuerza de la misericordia que le ha sido reservada.  Los que tienen la tarea de anunciar el Evangelio nunca deberían olvidar las palabras  del apóstol Pablo: “Doy gracias a aquel que revistió de fortaleza, a Cristo Jesús Señor nuestro, que me consideró digno de confianza al colocarme en el ministerio, a mí, que antes fui un blasfemo, un perseguidor y un insolente. Pero encontré  misericordia porque obré  por ignorancia, en mi infidelidad, Y la gracia de nuestro Señor sobreabundó en mí juntamente con la fe y la caridad  en Cristo Jesús: es cierta y digna de ser aceptada por todos esta afirmación: Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores,  y el primero de ellos soy yo. Y si encontré misericordia fue para que en mí primeramente  manifestase  Jesucristo toda su confianza, y sirviera   de ejemplo a los que habían de creer en él para obtener la vida eterna” .(1 Timoteo 1:12 -16).

Y ahora vamos a centrarnos más en el tema de la evangelización. Es necesario descubrir cada vez más que por su propia naturaleza pertenece al Pueblo de Dios. Y al respecto, quisiera destacar dos aspectos.

El primero es  la aportación que cada uno de los pueblos  y sus  respectivas culturas ofrecen al camino del Pueblo de Dios. Cada pueblo hacia el que nos encaminamos tiene una riqueza que la Iglesia está llamada a reconocer y valorar para completar la “unidad de todo el género humano” de la cual es “signo” “y  “sacramento “(véase Const. Dogm. Lumen gentium, 1). Esta unidad está constituida “no según la carne, sino en el Espíritu,” (ibid.), que guía nuestros pasos. La riqueza que llega a la Iglesia de la multiplicidad de buenas tradiciones que posee cada pueblo es preciosa para vivificar la acción de la gracia que abre el corazón para acoger  el anuncio del Evangelio. Son auténticos dones que expresan la variedad infinita de la acción creadora del Padre, y que desembocan en la unidad de la Iglesia para aumentar la necesaria comunión con el fin de ser semilla de salvación, preludio de paz universal y lugar concreto de diálogo.

Este ser  Pueblo evangelizador  hace tomar conciencia (cf. ibid, N. Evangelii gaudium, 111.) – y es el segundo aspecto – de una llamada que trasciende cualquier disponibilidad  individual de la persona  para  insertarse  en una “compleja trama de relaciones interpersonales ” (ibid. , 113), que permite experimentar la profunda unidad y humanidad de la comunidad de creyentes. Y esto es particularmente cierto en un momento como el nuestro en el que se asoma con decisión  una cultura nueva, fruto de la tecnología, que, mientras fascina por las conquistas que ofrece, evidencia igualmente la ausencia de una  verdadera relación interpersonal y  de interés por  el otro. Pocas realidades como la Iglesia pueden enorgullecerse de tener un conocimiento del pueblo capaz de valorizar  ese patrimonio cultural, moral y religioso que constituye la identidad de generaciones enteras. Es importante, por tanto, que sepamos penetrar en  el corazón de nuestra gente, para descubrir ese  sentido de Dios y de su amor que da la confianza y la esperanza de mirar hacia adelante con serenidad, a pesar de las graves  dificultades y de la pobreza en que se ve obligada a vivir por la codicia de unos pocos. Si todavía somos capaces de mirar profundamente, podremos encontrar el verdadero deseo de Dios que vuelve inquieto el corazón de tantas personas caídas,  a  su pesar , en al abismo de la indiferencia, que impide  disfrutar de la vida y construir serenamente el propio futuro.  La alegría de la evangelización puede llegar a ellos y devolverles la  fuerza para la conversión

Queridos hermanos y hermanas, la nueva etapa de evangelización que estamos llamados a recorrer  es sin duda  obra de toda la Iglesia, “pueblo de Dios en camino” (ibid. .). Redescubrir este horizonte de sentido y de práctica pastoral concreta puede favorecer el impulso de  evangelización, sin olvidar el valor social que le  corresponde para una promoción humana  genuina e integral (ibid., 178).

Os deseo un buen trabajo, en particular para la preparación de la Primera Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará el 19 de noviembre. Os aseguro mi cercanía y mi apoyo. El Señor os  bendiga y la Virgen os proteja.